Gazeta Oeste, Noticias de municipios de Zona Oeste del Gran Buenos Aires
Atraparon al presunto asesino del empresario Gabriel Izzo en San Antonio de Padua Atraparon al presunto asesino del empresario Gabriel Izzo en San Antonio de Padua
La DDI de Morón detuvo a Gustavo Mac Dougall, acusado del asesinato del empresario Gabriel Izzo en su casa de San Antonio de Padua.... Atraparon al presunto asesino del empresario Gabriel Izzo en San Antonio de Padua
COMPARTIR

La DDI de Morón detuvo a Gustavo Mac Dougall, acusado del asesinato del empresario Gabriel Izzo en su casa de San Antonio de Padua. Ya hay 3 detenidos y 2 prófugos con captura nacional por orden del Fiscal Claudio Oviedo.

El dueño de la pizzería “Lo de Cata”, donde fue hallada la pistola con la que ejecutaron al empresario, fue capturado en la zona de Villa Ariza, en inmediaciones de la calle Dehesa. Sobre el hombre de 49 años pesaba una orden de captura nacional e internacional.

El detenido era un conocido dealer y distribuidor de drogas de la zona, hasta que comenzó a dedicarse a los robos de casas, con y sin ocupantes. En la circular roja que lleva su nombre, Interpol agregó la advertencia: “Atención: peligroso y violento”. Estuvo preso cuatro años, desde 2017, por comercialización de estupefacientes. Había dejado la prisión dos años atrás.

Sin embargo, no se resistió a la detención. “Ya entendí, ya está”, dijo Mac Dougall a los efectivos de la DDI de Morón que lo interceptaron en la calle, cerca de las 14 de este miércoles. Luego, fue trasladado a la comisaría de San Antonio de Padua, donde aguardará el traslado a la UFI N°5 de Morón para declarar frente a los fiscales Claudio Oviedo y Marisa Monti.

El pizzero es el tercer detenido en la causa. Primero fue arrestado Walter “El Uruguayo” Rodríguez Sierra, dueño del local donde funcionaba “Lo de Cata” y del kiosco “Mandale Mecha”, sobre la calle Gervasio Pavón, en Castelar Sur. En ese lugar, los delincuentes que atacaron a Izzo y a su esposa, Silvina Petinari, abandonaron el VW Gol gris en el que se trasladaban.

Los investigadores encontraron el vehículo, propiedad de “El Uruguayo”, gracias a que su recorrido quedó registrado por las cámaras de seguridad. Mac Dougall tenía permiso para conducirlo, pero quien habría estado detrás del volante en esa oportunidad fue Gustavo Potenza, el segundo hombre apresado por el homicidio.

Potenza, un mecánico del barrio, fue captado por cámaras de seguridad bajando del auto, en “Lo De Cata” y tras el hecho. En ese comercio, los detectives encontraron precintos y dos pistolas calibre .38 y 9 milímetros.

Aunque creen que las dos armas fueron utilizadas en el asalto, el cotejo de la primera con las vainas levantadas en la escena del crimen y el cuerpo de la víctima fue positivo. Es decir, que fue usada para asesinar al empresario, que se enfrentó a los asaltantes e hirió a uno de ellos.

Se trata del cuarto sospechoso identificado: Víctor Ricardo Martín Fernández Galarza, que tiene antecedentes por robo y sigue prófugo, por lo que el Juez de Garantías, Ricardo Fraga, ordenó su captura nacional e internacional.

Por último, es buscado por el crimen Diego Eduardo Correa, sobre quien pesa una orden de captura activa por un robo a un juez porteño. Sus huellas dactilares fueron halladas en el Gol gris por los peritos de Policía Científica.

Desde inicio del caso, la fiscalía coordinó un trabajo conjunto con la Policía de la Provincia de Buenos Aires y la División Prófugos y Extraditados de la Oficina de Interpol de Argentina, precisaron las fuentes.

La madrugada del 9 de junio pasado, un grupo de unos cuatro hombres ingresó en la casa del matrimonio, al forzar una persiana de la propiedad ubicada sobre la calle Italia. Los investigadores creen que el sonido despertó a Izzo, quien tomó su pistola para enfrentar a los ladrones, pero el arma se trabó.

Por esa razón, creen, fue a la cocina en busca de su arma calibre .38 con la que llegó a disparar y herir a uno de los atacantes. El empresario, en cambio, recibió cinco disparos que le provocaron la muerte. Petinari, hija del fundador de una importante fábrica de acoplados y volcadores, fue agredida a puñaladas y perdió el ojo derecho, cuando intentaron atarla con precintos. Ahora, se recupera en una clínica de Palermo.

Dejanos tu comentario