Gazeta Oeste, Noticias de municipios de Zona Oeste del Gran Buenos Aires
Detienen a dos adolescentes de 16 y 17 años acusados de dispararle en la cara a un nene de 12 años en Ciudad Evita Detienen a dos adolescentes de 16 y 17 años acusados de dispararle en la cara a un nene de 12 años en Ciudad Evita
Dos adolescentes fueron detenidos esta madrugada por su presunta responsabilidad en la agresión a un niño de doce que fue baleado en el rostro... Detienen a dos adolescentes de 16 y 17 años acusados de dispararle en la cara a un nene de 12 años en Ciudad Evita
COMPARTIR

Dos adolescentes fueron detenidos esta madrugada por su presunta responsabilidad en la agresión a un niño de doce que fue baleado en el rostro durante un asalto en de Ciudad Evita.

Los sospechosos son dos jóvenes de 16 y 17 años fueron arrestado en distintos domicilios del barrio Villegas, cerca del lugar en el que a las 17:30 se produjo la salvaje agresión.

Los dos arrestados iban a ser indagados en las próximas horas por la Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo del fiscal Emilio Spatafora, adonde fue derivado el caso en virtud a que los presuntos responsables son menores de edad.

En tanto, el niño baleado evolucionaba en forma favorable, mientras permanecía internado en el Hospital Italiano de San Justo.

Según se supo, efectivos de la comisaría local pudieron identificar a los autores de la agresión por medio de imágenes tomadas por cámaras de seguridad.

El fiscal Fernando Garate, que en primera instancia se había hecho cargo del caso, le tomó declaración al chico.

El menor dijo que todo ocurrió cuando había salido de la escuela y se dirigía a su casa, situada a pocas cuadras. En la esquina de Eva Perón y Maracaná sintió que le tocaron de atrás y al darse vuelta recibió un disparo en el rostro.

Las sospechas apunta a que se trata de ladrones que intentaron robarle al chico, pero se les escapó el tiro. El proyectil le atravesó de lado a lado la boca sin afectar órganos vitales, por lo que su vida no corrió peligro.

No obstante, el chico, con el rostro ensangrentado, pudo caminar y pedir ayuda, para ser finalmente auxiliado por una vecina, mientras que los agresores habían escapado.

Natalia, la madre del chico, contó que ya había sufrido poco después el robo de su camioneta a punta de arma de fuego. Además, señaló que había llegado al barrio cuatro años atrás luego de obtener un crédito UVA, pero ahora la intención es mudarse del lugar por los altos niveles de inseguridad.

Dejanos tu comentario