Gazeta Oeste, Noticias de Zona Oeste de Gran Buenos Aires
Asesinan nuevamente a un repartidor, Facundo Hambra; trabajadores de apps de delivery exigen más seguridad Asesinan nuevamente a un repartidor, Facundo Hambra; trabajadores de apps de delivery exigen más seguridad
Facundo Hambra fue baleado anoche en Madeyra y Alvear, en Ituzaingó, mientras trabajaba como repartidor. Fue trasladado de urgencia al Hospital Haedo, donde fue... Asesinan nuevamente a un repartidor, Facundo Hambra; trabajadores de apps de delivery exigen más seguridad
COMPARTIR

Facundo Hambra fue baleado anoche en Madeyra y Alvear, en Ituzaingó, mientras trabajaba como repartidor. Fue trasladado de urgencia al Hospital Haedo, donde fue intervenido y permanece internado en grave estado con pronóstico reservado.

El joven repartidor estaba por entregar un pedido en Ituzaingó cuando fue sorprendido por sus agresores. Sin mediar palabra le pegaron un tiro en la cabeza. Ahora pelea por su vida. Los investigadores del caso intentan determinar si la víctima fue atacada durante o intento de asalto o si el hecho se trató de una venganza después de protagonizar, junto con sus compañeros, una protesta en la casa de los supuestos ladrones que le habían robado una moto.

Según el testimonio de un amigo de la víctima, cuatro días atrás, Hambra sufrió el robo de una moto, y usando el rastreo satelital del vehículo, descubrió que el vehículo estaba en una casa de Merlo.

Hambra y otros repartidores hicieron un escrache en el lugar para intentar recuperar la moto. Según las fuentes consultadas, el ataque que sufrió la víctima podría ser una represalia por la protesta. Los atacantes del repartidor ya estarían identificados.

Anoche, tras el ataque a Hambra, trabajadores que trabajan como deliverys protestaron en el límite entre Castelar e Ituzaingó. Exigieron mayores medidas de seguridad.

«Todas las noches nos roban, todas las noches nos disparan», resumió uno de los repartidores que se manifestaba. Y agregó: «A Facundo [por Hambra] ya le habían robado la moto hace cuatro días, consiguió una moto nueva para salir a laburar y le pegaron un tiro. Estamos cansados».

También hubo una protesta similar frente a la comisaría 1a. de Ituzaingó, donde los manifestantes, casi todos repartidores identificados con las mochilas térmicas de sus compañías, hicieron una fogata y reclamaron más acciones preventivas.

El fiscal Patricio Ventricelli, de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Ituzaingó, investiga el ataque a Hambra como una tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil.

Dejanos tu comentario