Gazeta Oeste, Noticias de municipios de Zona Oeste del Gran Buenos Aires
 El oficial mayor de la Policía de la Ciudad Marcelo Ramallo fué baleado al intentar defenderse en un robo en San Justo. Está internado...
COMPARTIR

 El oficial mayor de la Policía de la Ciudad Marcelo Ramallo fué baleado al intentar defenderse en un robo en San Justo. Está internado en el Hospital Churruca.

Ramallo recibió un disparo cuando se enfrentó a dos ladrones que lo sorprendieron cuando el policía estaba estacionado en Malabia al 4600. Sufrió una fractura expuesta en la zona cervical, por donde ingresó la bala. Aún no pudieron ubicar el proyectil en el cuerpo del policía, pero los médicos observaron que las heridas le generaron complicaciones en la médula. No obstante, Ramallo está «lúcido» y fue sometido a tomografías y radiografías. En las próximas horas, el oficial sería sometido a una nueva operación.

El hecho se registró alrededor de las 22 del viernes pasado, cuando el oficial Ramallo se encontraba vestido de civil a la espera de una persona arriba de su vehículo. En ese momento aparecieron los dos asaltantes armados que se bajaron de otro auto. Uno se acercó por el lado del acompañante y el otro por el del conductor. Con este último el policía empezó a forcejear.

Ramallo bajó de su auto y se originó un breve tiroteo que terminó cuando recibió un disparo a nivel intercostal. En tanto, los asaltantes huyeron a bordo del auto del oficial, un Ford Fiesta blanco patente AE016LW que todavía no fue localizado.

Un móvil del Comando de Patrulla de La Matanza de la Policía Bonaerense que recorría la zona dio con el hombre baleado, por lo que de inmediato los agentes trasladaron al herido al hospital de Agudos Paroissien, ubicado a unas 15 cuadras.

En el centro de salud, el policía porteño fue estabilizado y luego fue derivado al hospital Churruca para atender la complejidad del herido, ya que el balazo que recibió había tocado una vértebra, añadieron las fuentes consultadas.

Por su parte, en el lugar del hecho los peritos que trabajaban recogieron dos vainas servidas 9 milímetros, que serían del arma reglamentaria del oficial, mientras que los investigadores presumen que los delincuentes le dispararon a Ramallo con un revólver. La Policía todavía busca a los sospechosos.

El asalto en el que balearon a Ramallo se da tres días después del homicidio del oficial de la PFA Diego Di Giácomo (29), durante un robo a una heladería en Ramos Mejía, también en La Matanza. Justamente La Matanza es el lugar que concentra más casos fatales, con cinco. Vecinos autoconvocados se juntaron en la heladería para pedir por seguridad.

Al grito de «Hijos de puta» y «Que se vayan todos», los vecinos enojados llevaron carteles y recordaron al joven policía asesinado. «Lo mataron como a un perro. No queremos más delincuentes», gritó un hombre al canal TN.

Dejanos tu comentario