Gazeta Oeste, Noticias de municipios de Zona Oeste del Gran Buenos Aires
El presidente Alberto Fernández insistió en que los policías bonaerenses que realizan protestas, que este jueves incluso se trasladaron a las puertas de la...
COMPARTIR

El presidente Alberto Fernández insistió en que los policías bonaerenses que realizan protestas, que este jueves incluso se trasladaron a las puertas de la residencia de Olivos, utilizan un «método inadmisible y desmesurado».

Fernández expresó nuevamente la validez de la protesta de efectivos de la Policía bonaerense en demanda de mejoras salariales y de sus condiciones laborales, pero rechazó el método utilizado por el gremio policial.

«El modo de protesta rodeando la Quinta de Olivos con patrulleros no fue apropiado aunque está claro que hay una demanda justa porque hay un retraso de muchos años en el salario de la Policía bonaerense», consideró el Presidente.

«La provincia de Buenos Aires tiene un problema muy serio de financiamiento y por eso le estaban reclamando algo a alguien que estaba impedido de resolverlo porque verdaderamente la situación financiera de la provincia es muy mala», aseguró hoy el Presidente.

«No podía pedirle al gobernador que vaya a una guerra con escarbadientes», graficó en relación al reclamo de las fuerzas policiales en demanda de un aumento salarial.

Sobre el anuncio, Fernández añadió: «Yo no siento que me expuse sino que resolví el problema», y en este sentido, agregó: «Tenía un problema con la policía, les pedí que depongan la actitud y le di al Gobierno de la provincia de Buenos Aires los recursos necesarios para que pueda resolver el tema».

«Era imposible que el gobierno bonaerense pueda cumplir con lo que la policía le está reclamando y por eso vino el auxilio de la Nación», destacó.

El Presidente dijo además que el aumento salarial para los efectivos policiales de la provincia de Buenos Aires «estaba dentro de lo previsto, en una segunda etapa del plan de seguridad que se anunció el pasado viernes». En esa línea, sostuvo que «son muchos los retrasos que tiene la Argentina hoy y lo vamos resolviendo sobre la marcha, pero estamos resolviendo infinidades de situaciones como esta, pero que no salen a la luz».

Sobre el rol del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en la protesta de la policía, Fernández consideró que el funcionario provincial «estuvo todo el tiempo en contacto con la policía para que la situación no se desmadre más».

«Uno puede tener muchas diferencias con Berni, pero atribuirle responsabilidades sobre este tema es un poco injusto porque esto es el resultado de políticas de muchos años que hicieron de la policía bonaerense lo que es la policía hoy», afirmó.

Dejanos tu comentario